LA BIBLIOTECA DE LOS SAGRADOS CORAZONES: UN TESORO POR DESCUBRIR

Esta biblioteca mirandesa conserva alrededor de 25.000 ejemplares, entre ellos algunos únicos en toda España

Diario de Burgos - 22/01/2012

 

En silencio, con los ojos cerrados, enseguida notamos un olor algo extraño, a cerrado, a viejo, a historia… a libros. Estamos en la biblioteca del colegio y convento de los Sagrados Corazones de Miranda de Ebro y esta misma sensación es la que los alumnos del centro tienen cuando el padre Luis, guía hoy también para nosotros en esta joya del patrimonio bibliográfico, les adentra en este lugar. Descubrimos hoy parte de los tesoros que conserva.

Lo primero que impacta es la belleza del recinto en el que se aglutinan los alrededor de 25.000 ejemplares que hay. Libros que, una vez que fueron catalogados e incluidos en el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español, se ordenaron en la biblioteca siguiendo el criterio estético, ya que la informatización de los fondos permite un rápido acceso.

La biblioteca conserva su composición original, con grandes estanterías de madera en las que se distribuyen los ejemplares y, entre cada estantería, mesas de consulta. Para el padre Luis, la particularidad de esta biblioteca es que cuenta con importantes fondos no solo relacionados con los propios de un monasterio, sino que tiene una parte científica muy importante fruto de ser un colegio.

Y además un colegio fundado por franceses, que trajeron en primicia innumerables publicaciones en francés y alemán usadas en la educación en otros países, técnicas y publicaciones mucho más avanzadas que las que había en España. «Destaca el contenido bibliográfico científico, que es único o muy escaso en bibliotecas españolas, formado por numerosas obras editadas en Francia entre el siglo XVIII y principios del XX, que son un fiel reflejo de la innovadora historia de la didáctica en el país vecino incorporando últimas novedades científicas con contenidos que no se difundirán en nuestro país hasta bien entrado el siglo XX», detallan los investigadores que hicieron la catalogación.

Biblioteca de los Sagrados Corazones

Biblioteca de los Sagrados Corazones

El más antiguo de los libros que se conservan es uno de las fábulas de Esopo escrito en latín y griego que data de 1542. Un libro del que no hay registro de que exista otro en toda España. Pero el padre Luis no pone tanto en valor este tipo de documentos, o los alrededor de 700 pergaminos de los siglos XVI, XVII y XVIII. Prefiere ensalzar el conjunto y la importancia de una biblioteca que a nivel científico es de las más destacadas en cuanto a libros de los siglos XIX y XX.

Pocos documentos se conservan del original monasterio franciscano. No obstante, sí que hay algunos textos valiosos e históricos. Así, por ejemplo, se cuenta con un libro que recoge todo un proceso judicial en el que los franciscanos estuvieron inmersos. «Es valioso porque cuenta cosas de Miranda de hace siglos, dónde había un crucero, dónde estaba el límite de la jurisdicción, cómo la actual Callejonda era el camino de Santo Domingo…», explica el padre Luis.

La llegada de la Congregación de los Sagrados Corazones a finales del XIX inunda la biblioteca con numerosos documentos, «muchos de ellos de los siglos XVI y XVII de alto valor bibliográfico y bibliófilo», destacan los catalogadores en su informe. Incunables no tienen, pero al examinar algunos de los libros se han dado cuenta de que para armar sus guardas se usaron viejos papeles, que en algunos casos sí son de incunables.

El grado de conservación de las publicaciones es muy bueno en general y casi la totalidad de los tomos conservan la encuadernación original. Así, los más antiguos son libros de enorme calidad y bella encuadernación, aunque también hay en rústico, más asequibles conforme la sociedad se va culturizando.

Para el padre Luis, la biblioteca es hoy día más «un museo», un lugar en el que recrearse la vista, aunque también es fuente de consulta para investigadores, que encuentran aquí ejemplares únicos o algunas de las pocas ediciones que hay en el país de determinados libros.

La belleza de algunas publicaciones es indiscutible, como una del siglo XVIII vinculada a la expedición Malaspina de la que no existe otra copia en España y que ofrece información sobre fauna de todo tipo con espectaculares ilustraciones a plumilla. El padre Luis destaca otros libros, como los nueve tomos, también únicos en España, de una enciclopedia de anatomía que «tiene unas litografías maravillosas».

También es una obra casi única un Quijote en seis tomos impreso en Francia en español en 1825 del que solo hay otros tres ejemplares en España y que nos cuenta el padre Luis que perteneció a un interno de Poza de la Sal, que lo donó al colegio. Y es que la biblioteca guarda otros muchos libros donados, y así se conservan importantes colecciones de derecho o de historia. También hay una espectacular colección de botánica con 6.000 plantas disecadas traídas de diferentes partes del mundo.

En definitiva, un espacio con documentos de enorme valor bibliográfico que los Sagrados Corazones han conservado y engrandecido desde que llegaron a la ciudad a finales del siglo XIX y que constituye uno de los tesoros ocultos de Miranda.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web