UN LIBRO DESVELA QUE LA CASA DE MIRANDA NO FUE OBRA DE JUAN DE VALLEJO

Jorge Martínez y Carlos Alberto Hernández hallan documentos que atribuyen el palacio al maestro cantero Juan Ortíz de la Maza

Diario de Burgos - 04/12/2008

 

Es uno de los palacios más importantes del Renacimiento que existen en la ciudad, junto a la Casa de Íñigo Angulo. Fue mandado construir en el siglo XVI por Francisco de Miranda, abad de Salas y canónigo de Burgos, para que le sirviera de residencia. El inmueble, que en la actualidad alberga el Museo de Burgos, conserva las portadas principal y trasera, el patio y la escalera, sin duda las zonas más interesantes y armoniosas del edificio.

Hasta ahora, la mayoría de las hipótesis apuntaban a que la Casa de Miranda fue construida por Juan de Vallejo en torno a 1545. Sin embargo, los historiadores Carlos Alberto Hernández Oliva y Jorge Martínez Montero han hallado un documento que atribuye su autoría al maestro cantero Juan Ortíz de la Maza, que inició las obras el 3 de agosto de 1543.

Quién fue el constructor del inmueble renacentista es una de las aportaciones que hacen en el libro Arquitectura civil en Burgos: La Casa de Miranda. Aproximación histórico-artística, que acaban de publicar con la Editorial Gran Vía y una ayuda a la edición de Caja de Burgos. El libro pretende ser un «primer acercamiento» a lo que puede dar de sí un edificio como éste, que ha sufrido varias transformaciones a lo largo de los siglos. «Hay muchos documentos colaterales vinculados de una forma u otra con la casa, como puede ser el testamento del abad», apunta el arqueólogo cubano Hernández Oliva. Planteado desde un punto de vista divulgativo, los autores reúnen los datos de la evolución de un inmueble que «fue residencia de la familia Miranda, casa de vecindad en el siglo XIX y por la que se interesaron los estadounidenses en el siglo XX». Las piedras del patio del edificio afortunadamente no se vendieron porque en 1914 fue declarado Monumento Nacional.

Carlos Alberto Hernández 

Carlos Alberto Hernández

A través de grabados, fotos antiguas, planos y dibujos, los historiadores consiguen reconstruir las reformas y modificaciones que han mantenido vivo el palacio y dan una interpretación a la iconografía de los relieves que decoran los antepechos y el friso del patio. El libro se presenta hoy a las 20 horas en Cultural Caja de Burgos, en la avenida Cantabria.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web