EL INCENDIO EN EL CASTILLO DEL PASADO MES DESCUBRE UNA BALA DEL SIGLO XV

Podría ser un proyectil de piedra lanzado en el asedio de Fernando el Católico al fortín en la contienda de Isabel I y Juana la Beltraneja

Diario de Burgos - 15/10/2014

 

El incendio que el 23 de septiembre calcinó dos hectáreas de terreno en la ladera del Castillo ha sacado a la luz un proyectil esférico de piedra que está incrustado en la parte alta de la muralla en el tramo que discurre por la propia calle Murallas. Un lector contactó con este periódico para informar del descubrimiento y ya avanzaba que podía tratarse de una bala de cañón del siglo XV.

Un examen a simple vista de esta bomba permite a Carlos Chamorro, especialista universitario de historia militar, señalar que pudo ser lanzada durante el asedio de Fernando el Católico sobre la fortaleza burgalesa en el año 1475, durante la contienda entre Isabel I y Juana la Beltraneja.

Para llegar a esta conclusión se basa en el libro ‘El Castillo de Burgos’, de Eduardo de Oliver-Copons, editado en 1897. «Decidió la contienda -relata el autor- una profunda brecha abierta por las lombardas (cañones) en el muro, que cayó en gran parte arrastrando entre sus ruinas los últimos escrúpulos de aquella obstinada gente (en alusión a los partidarios de la Beltraneja)». El bando de Juana capitularía poco después tras mediar el alcalde.

Castillo de Burgos

Castillo de Burgos

Aunque lo más probable es que la bala date de este momento histórico, el propio Chamorro admite la posibilidad de que pudiera ser lanzada un siglo antes. En concreto en el año 1367 durante el asedio de Pedro I el Cruel al Castillo, donde en ese momento se encontraban acantonados los partidarios de Enrique de Trástamara, que había llegado a Burgos después de una derrota en Nájera. Estos hechos se produjeron durante la denominada Primera Guerra Civil de Castillo. En todo caso, el experto señala que el proyectil tiene «gran valor histórico».

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web