CULTURA ACTÚA DE URGENCIA PARA EVITAR DERRUMBES EN EL MUSEO DE BURGOS

La caída de parte de la pared medianera con la Casa de Melgosa, también de titularidad estatal, obliga a intervenir de forma inmediata con la demolición del muro actual y su posterior reconstrucción. La obra se cifra en 180.000 euros

Diario de Burgos - 04/09/2014

 

La situación de abandono que sufre desde hace una década la Casa de Melgosa, adquirida por el Ministerio de Cultura para ampliar las instalaciones del Museo de Burgos y de la que solo queda una fachada apuntalada, empieza a dar señales de alarma. El reciente derrumbe parcial del muro medianero entre los dos edificios ha obligado a intervenir a la administración central, que ejecutará obras de urgencia para evitar daños más graves.

Fuentes ministeriales han confirmado que se ejecutarán, por el procedimiento de emergencia, las obras de rehabilitación necesarias a fin de que no vuelvan a registrarse desprendimientos en la pared medianera entre el Palacio de Íñigo Angulo (sede del Museo) y la Casa de Melgosa, ubicada en la calle Calera. El plazo de realización de los trabajos se estima en unos tres meses y el coste en algo más de 180.000 euros. «Esperamos poder iniciar las obras tan pronto se pueda tramitar el expediente, que no estará sujeto a licitación pública para acortar los periodos de inicio de la reforma», apuntan. Los dos inmuebles son de titularidad estatal, si bien la gestión está adscrita a la Junta de Castilla y León.

Técnicos del Ministerio de Cultura, acompañados por los responsables del Museo y la arquitecta del Servicio territorial de Cultura, han visitado la zona afectada para evaluar los daños. Allí pudieron corroborar que el muro medianero se encuentra muy deteriorado por el paso del tiempo, lo que ha provocado la caída de unos nueve metros cuadrados de pared. Los cascotes acabaron en el interior del solar de la Casa de Melgosa, por lo que en ningún momento hubo riesgo alguno para los viandantes o vehículos que transitan por esa calle.

Casa de Melgosa

Casa de Melgosa

En el informe redactado por la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento del Ministerio de Cultura se señala la necesidad de intervenir «inmediata e íntegramente» sobre dicho muro para evitar el riesgo de derrumbe de parte de la fachada principal de la Casa de Melgosa hacia la vía pública, en el supuesto de que se desprendiese la esquina coincidente de ese muro deteriorado y el arrastre del trasdosado del edificio del Museo de Burgos, donde se exponen bienes de gran valor cultural, si se desprendiese cualquier otra zona de la pared medianera.

La intervención propuesta pasa por la demolición total, pero por bataches, del muro deteriorado. Esta técnica consiste en ir excavando por tramos alternos para después ejecutar la cimentación también de forma alterna. De ese modo, siempre se mantiene una cierta estabilidad del corte del terreno. La reconstrucción se hará de forma progresiva, también por tramos, para evitar vacíos en el apoyo del edificio del Museo y a partir de la colocación de un andamio estabilizador apoyado en una losa armada. Una vez ejecutada toda la fábrica de ladrillo sustitutorio se remataría el nuevo muro de apoyo con el enfoscado y con pintura antihumedad.

Esta actuación solo será un parche a la espera de que el Gobierno acometa de una vez por todas el proyecto de ampliación del Museo de Burgos, para lo cual compró la Casa de Melgosa, el viejo cine Calatravas y la residencia de las Concepcionistas, plan que duerme el sueño de los justos.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web