UN TROVADOR OLVIDADO

Alejandro Britos, miembro de la compañía de teatro Bambalúa, recupera y traduce en un blog las 53 cantigas que escribió Pero García Burgalés, poeta del siglo XIII que compartió versos con Alfonso X el Sabio

Diario de Burgos - 21/08/2014

 

Le hemos visto encima de un escenario, creando y dirigiendo espectáculos para toda la familia como miembro de Bambalúa, recorrer teatros romanos y griegos por medio mundo para recopilarlos en el blog Los escenarios del silencio y mostrar interés por la poesía de Al Andalus o la literatura medieval. Alejandro Britos tiene varios frentes culturales abiertos, aunque quizá el más sorprenderte sea en estos momentos el de poner en valor las cantigas que en el siglo XIII escribió Pero García Burgalés, un poeta de la tierra que compartió versos con Alfonso X el Sabio y que sin embargo es un auténtico desconocido en su ciudad, lo que nos hace pensar que para la lírica los tiempos siempre han sido igual de malos.

«Lo descubrí en una antigua antología de poesía medieval que recogía composiciones en galaico-portugués (‘Poesía española medieval’. Editorial Iberia, 1966), la lengua en la que en la época se escribían las cantigas. Su segundo apellido, Burgalés, denotaba su lugar de origen. Pregunté a profesores de Literatura Medieval y no le conocían. Me pareció increíble que en Burgos no se supiese nada sobre él, y que no apareciesen menciones a su persona, por el valor histórico y literario que la figura supone. Paradojas de la vida, mientras que en su ciudad es un perfecto desconocido, Simone Marcenaro ha escrito en italiano una monografía sobre nuestro autor de 469 páginas (‘Pero García Burgalés. Canzonieri. Poesie d’amore, d’amico e di scherno’. Edizioni dell’Orso, 2012)» repasa Alejandro Britos, quien también ha encontrado una monografía francesa, ‘Les Chansons de Pero García Burgalés: Troubadour Galicien-portugais du XIIIe Siecle’, de Pierre Blasco, Fondation Calouste Gulbenkian, publicada en 1984.

Del poeta castellano se conservan 53 cantigas, una cantidad nada desdeñable, aunque hay que lamentar que solo se conocen los textos y nada se sabe de las partituras que los trovadores añadían a sus versos. Aún así, estamos hablando de la obra del poeta burgalés más antiguo que se conoce, si consideramos que Per Abbat solo fue el copista del ‘Cantar de mío Cid’ y no el autor, como algunos autores sostienen.

El interés por Pero García Burgalés no está, únicamente, en su vínculo con la provincia. Las cantigas del poeta merecen ser puestas en valor porque «poseen una teatralidad muy grande», según mantiene el propio Britos. «Líricamente, aunque no soy un especialista en poesía, trata ciertos temas cliché como el amor cortés, pero le da su impronta aportando cierta originalidad. Por ejemplo, lo normal es que los versos de amor no mencionasen explícitamente a la mujer que los inspiraba; Pero García lo que hace es crear el Ciclo de las tres damas con cuatro cantigas en las que da tres nombres: Juana, Sancha y María, jugando a que una de ellas es real, pero no dice cuál».

Alejandro Britos

Alejandro Britos

«De los ciento y pico autores de la época de los que se conservan textos, es el más fecundo o al menos de los que más número se conserva, reunidos en los cancioneros ‘Ajuda’ y ‘Vaticano’, ambos del siglo XIII. Los poemas, que como propio del trovador eran escritos para ser cantados, se dividen en tres grandes temas: Cantigas de Amor, de Amigo (escritas en la voz de una mujer) y de Escarnio y Maldecir (para burlarse de los enemigos). Un cuarto apartado serían las cantigas tençon, que son aquellas que eran compartidas entre dos trovadores y que en el caso de Pero García hace a dos manos con Alfonso X el Sabio.

Alejandro Britos ha traducido (o versionado) las 53 cantigas de Pero García y las ha publicado en el blog http://perogarciaburgales.blogspot.com.es a la espera de que alguien en la ciudad decida publicar sus poemas: «Para mí uno de los aspectos más interesantes de este autor es que rompe con la idea que tenemos del medievo como algo estricto, religioso, constreñido... Porque son cantos a la vida y en sus poemas de escarnio los hay muy eróticos y, también por novedoso, menciona en algunas la homosexualidad», resume.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web