EL MUSEO DE BURGOS DARÍA CABIDA AL ARCO DE LA ISLA

La pinacoteca de la Casa Miranda ya exhibe en una de sus salas numerosas muestras de arte románico y recibe continuamente en depósito piezas artísticas

Diario de Burgos - 24/03/2014

 

Pese a que lleva años y años esperando su ampliación -la falta de presupuesto parece haber aplazado sine die esa necesidad, que es cada vez más urgente- el Museo de Burgos le haría un hueco sin dudarlo al arco románico de Cerezo de Río Tirón que actualmente se encuentra en el Paseo de la Isla si finalmente el Ayuntamiento de Burgos se decide a desplazarlo, con motivo de su progresivo deterioro, de esta ubicación, opción que ya está barajando puesto que quiere evitar a toda costa que esta obra románica se vea todavía más azotada por el desgaste y la ruina.

Aunque nadie se ha dirigido todavía de manera oficial al Museo de Burgos, son numerosas las voces que han sugerido ese destino a cubierto para esta joya arquitectónica del siglo XII, que no sería el único ejemplo de románico de la pinacoteca, que ya exhibe La Sección de Bellas Artes del Museo de Burgos, que tiene una sala dedicada a la Alta Edad Media en la que muestra piezas mozárabes y restos tallados la desaparecida iglesia de Valmayor de Cuesta Urria, así como estelas y lápidas, entre otras piezas artísticas.

El Museo de Burgos es un museo vivo, esto es, no deja de recibir en depósito obras artísticas de todas las épocas. Así, en los últimos tiempos han pasado a formar parte de su colección piezas de gran valor, caso de los empedrados del viejo convento de San Pablo o los espléndidos restos de la villa romana de Buniel o el ajuar campaniforme de Monasterio de Rodilla. Buena parte de los hallazgos que terminan reportando obra al Museo de Burgos son fruto de obras públicas, caso del AVE, de construcción de autovías o de parques eólicos.

Museo de Burgos

Museo de Burgos

EL INFORME Y LAS PIEZAS

Como ya publicó este periódico hace una semana, un informe técnico recomendaba ya en el año 2010, cuando fue sometido a limpieza y restauración, el traslado a lugar cubierto del arco de Cerezo de Río Tirón. En las ocho décadas que este lleva a la intemperie en el Paseo de la Isla (en su ubicación original, en la localidad de Cerezo, tenía una techumbre que lo cubría) su deterioro se ha agudizado sobremanera. Expertos en arte también han alertado del mal estado del pórtico y sugerido que sea trasladado a otro lugar.

Desde el pasado viernes, en la sala de exposiciones del Consulado del Mar, en el Paseo del Espolón, puede verse la exposición ‘El románico de Nuestra Señora de la Llana’, una colección de medio centenar de dibujos realizados a lápiz del artista burgalés Jesús San Eustaquio. Pero, además, va a permitir esta muestra la contemplación de varios sillares aparecidos hace unos años durante unas obras en una casa de Cerezo de Río Tirón.

La teoría sobre estas piedras es que pudieron ser ‘recogidas’ por algún vecino de Cerezo en Burgos y en el emplazamiento actual del arco, en el Paseo de la Isla, después de que el conjunto escultórico se hundiera y desmoronara en el año 1945 después de su reconstrucción en este parque de la ciudad.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web