A MEDIA LUZ POR MEDIO MILLÓN

El Ayuntamiento mantiene aparcada desde hace dos años la nueva iluminación de la Catedral de Burgos, que tendría un coste aproximado de 500.000 euros. «No es prioritario», argumenta el vicealcalde

Diario de Burgos - 16/03/2014

 

De lunes a jueves el principal monumento de la provincia, una de las joyas del gótico universal y merecedora por sí misma del título de Patrimonio de la Humanidad, se mueve entre penumbras. Iluminada únicamente por las farolas del entorno, quien visite la capital burgalesa en estas fechas, fuera de los fines de semana, no podrá apreciar la belleza nocturna de su catedral. Y si lo hace de viernes a sábado se encontrará con un sistema colocado ya hace muchos años que ha quedado un tanto anticuado.

Consciente de esta obsolescencia, el Ayuntamiento de Burgos encargó hace dos años un proyecto para una nueva iluminación de la seo que quedaba enmarcado en el llamado ‘Plan Catedral XXI’ (el de la repavimentación de la plaza del Rey San Fernando) pero que quedó separado de él y nunca se ha llegado a realizar.

El arquitecto Antón Amann, diseñador del nuevo sistema, llegó a presentarlo en febrero de 2012 como «ejemplo a seguir» en bienes patrimoniales ante expertos de los diez países que participaron en Burgos en unas jornadas de un programa europeo sobre iluminación eficiente y sostenible de los bienes patrimoniales. Desde entonces su idea sigue a la espera.

El concejal de Fomento, Ángel Ibáñez, confirma que esta actuación no está entre las prioridades del equipo de Gobierno, ni siquiera ahora que ha quedado libre un presupuesto por la renuncia del Ayuntamiento al bulevar de la calle Vitoria, que ha recortado notablemente la inversión prevista en la plaza de toros de El Plantío y que el alcalde presumió hace solo unos días de un superávit de 29 millones de euros logrado en el ejercicio 2013.

Catedral de Burgos

Catedral de Burgos

El coste estimado en su día de poner en marcha la nueva iluminación ascendía a los 500.000 euros y por ahora tendrá que seguir esperando, apuntan las fuentes municipales. Ya en su día el propio Ibáñez argumentaba que «la catedral ya cuenta con una iluminación, que queremos mejorar, pero que ya existe».

CON TONALIDADES

El novedoso sistema tratará, según se expuso en su día, de resaltar los elementos arquitectónicos con diferentes tonos de luz. Se trataba además de eliminar al máximo posible las farolas, el cableado y los elementos extraños, dejando simplemente una serie de focos alrededor de todo el edificio, de forma casi envolvente, para dotarle de nuevos volúmenes.

La ‘reiluminación’ de la catedral es la segunda parte de un proyecto que tuvo su primera experiencia en la Plaza del Rey San Fernando aprovechando su remodelación. En cualquier caso, antes de ponerse en práctica tendrá que contar con el visto bueno de la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, al tratarse de una actuación que incide en un bien Patrimonio de la Humanidad. En su día el Ayuntamiento ya mantuvo contactos al respecto, pero cuando vaya a acometer definitivamente la actuación tendrá que confirmar si lo autoriza o incorpora matices.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web