SENSUALIDAD EN GAMA DE GRISES

Los desnudos de Sacris inspiran la abstracción de Gerardo Ibáñez en ‘Sinergias plásticas’, donde fotografía y pintura dialogan hasta el 20 de abril

El Correo de Burgos - 15/03/2014

 

Después de presenciar el entusiasmo de Gerardo Ibáñez en la presentación de ‘Sinergias plásticas’, es fácil imaginar al artista como un niño con zapatos nuevos al entrar en el estudio fotográfico de Sacris y toparse con su colección de desnudos femeninos. La inspiración fue instantánea, le sugerían tantas cosas, sentía ganas de participar en ellas, y persiguió a su colega hasta la saciedad, hasta arrancarle un sí. Ocurría esto hace cuatro años y ese mano a mano se traduce ahora en esta exposición en el Centro de Arte Caja de Burgos (CAB), un diálogo entre la mirada sensual del fotógrafo y la pincelada sugerente del pintor que se puede visitar hasta el 20 de abril.

El blanco y negro tira como hilo conductor de esta colección formada por doce parejas, que destilan una atractiva gama de grises. Las fotografías, tiradas en analógico y reveladas por el mismo autor, están realizadas en distintos momentos, hasta 18 años atrás, y no tienen ningún tipo de retoque. El Photoshop nada tuvo que decir entre el artista y la modelo. «Quería hacer una muestra clásica y huir de la técnicas actuales», argumenta Sacris.

Gerardo Ibáñez confiesa aquel primer impacto, que se unió a su afán por hacer cosas. «Me gusta algo fundamental, que es unir, participar con más gente en proyectos, eso me enriquece mucho», espeta tan acelerado como entusiasmado. Porque de ese empeño nació ‘Sinergias plásticas’. El autor, reciente ganador de una Medalla de Honor en el Concurso de Artes Plásticas del Museo López-Villaseñor de Ciudad Real, aprovechó la luz del verano para pintar lo que inspiraban aquellos desnudos femeninos, sensuales, sexuales, provocativos, elegantes... Planos negros, sábanas blancas, garabatos siempre... La colección, realizada sobre dibond, el mismo material utilizado como soporte por el fotógrafo, estaba lista. Solo faltaba que unas y otras se lanzaran en este baile agarrao, que los autores compartirán hoy con el público (12 horas).

Sacris y Gerardo Ibáñez

Sacris y Gerardo Ibáñez

La química entre ambos creadores prendió pronto en el director del CAB, Emilio Navarro, quien, con un golpe de varita mágica, los convirtió ayer en un único artista, un nuevo nombre en el olimpo local: Isaac Gerard.

«Esta exposición, y ahí radica el interés y la osadía, necesita que veamos las piezas como una sola obra. Realmente es un trabajo en el que ambos han renunciado a sus presupuestos teóricos y prácticos en búsqueda de algo que está patente en la creación de los dos, que es emocionar», comentó con el asentimiento de los aludidos, quienes ya trabajan en un nuevo proyecto, aunque con más colegas.

Sacris y Gerardo Ibáñez estrenan la renovada apuesta del CAB por los creadores burgaleses, que de constante ha pasado a permanente, y en la que el responsable de actividad social y cultural de la Fundación Caja de Burgos, Óscar Martínez, insistió ayer de nuevo, antes de agradecer a estos «artistas talluditos» su entusiasmo en este proyecto. Como si no peinaran canas.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web