SE BUSCAN 20 MILLONES PARA DAR USO A EDIFICIO REHABILITADO. RAZÓN: UBU

Casi año y medio después de concluir su compleja restauración, el antiguo Hospital de la Concepción sigue sin planes a corto plazo para sus 55.000 metros cuadrados por falta de fondos

Diario de Burgos - 23/02/2014

 

El primer centro sanitario de corte moderno que tuvo la ciudad de Burgos sufre de un mal tristemente común en estos tiempos: la falta de financiación. La epidemia económica que ha evaporado el dinero afecta de lleno al Hospital de la Concepción, un valioso edificio de los siglos XVI y XVII a dos pasos del centro histórico de Burgos y cuya rehabilitación duró un lustro y costó 7,29 millones de euros.

La Universidad de Burgos lo salvó de la ruina gracias entre otras cosas al dinero recibido por el Ministerio de Fomento a través de su uso cultural y lo dejó listo para que la ciudad recupere un inmueble emblemático de su arquitectura civil. Pero ahora se encuentra con que ninguna de las ideas que han planeado sobre su uso pueden salir adelante por la sencilla (y muy cara) razón de que se necesitarían 20 millones de euros para darle empaque al conjunto.

El vicerrector de Infraestructuras, Juan Manuel Manso, recuerda que esa es la cifra que se ha barajado desde hace años para equipar el interior del enorme edificio, con más de 5.000 metros cuadrados. Una cantidad semejante se antoja en estos momentos imposible de afrontar por parte de la UBU, que tiene «muy limitado el presupuesto de inversiones» y los escasos fondos de los que dispone ya ha previsto emplearlos en la adaptación del viejo Hospital Militar a usos académicos, pues allí se impartirán el próximo curso los grados de Español, Lengua y Literatura, Historia y Patrimonio y algunos despachos de Comunicación Audiovisual.

Hospital de la Concepción

Hospital de la Concepción

La búsqueda de usos concretos para el Hospital de la Concepción podría hacerse también por fases, pero se antoja complicado. Solo con abrir un ala del edificio, por ejemplo, ya habría que realizar una inversión notable y acondicionar mínimamente el resto con cuestiones de seguridad y vigilancia para evitar problemas.

Por todo ello, el viejo centro sanitario seguirá muchos meses más, quizás año, sin uso. Aunque por ideas no será. El propio Manso recuerda que allí se ha barajado la instalación de la Casa del Estudiante, algún tipo de dependencia de atención al público (de la que ahora la UBU carece en un sitio céntrico de la ciudad), un pequeño salón de actos, la sede de la Fundación General o una biblioteca.

UNA ETERNA INDECISIÓN

Incluso en su día se habló de un Centro de Creación Digital que impulsaban a medias entre el Ayuntamiento y la Junta cuando la ahora concejala Carolina Blasco era la directora general de Telecomunicaciones y que llegó a contar con un anteproyecto y la idea bastante avanzada.

Se habló en su día de un vivero de emprendedores en el que iban a participar importantes empresas de la ciudad, espacios para cursos de idiomas, salas de conferencias o una especie de ‘delegación’ del rectorado. Nada ha llegado a cuajar, a la espera del dinero.

Sobre el edificio sigue pesando una especie de mal de ojo de la indecisión que lo mantuvo durante años en el centro de tiras y aflojas personales y políticos mientras todos coincidían en que urgía su consolidación y rehabilitación. La UBU es propietaria tras su cesión por parte del Ayuntamiento, que proyectó en su interior Palacio de Congresos que luego acabó en Caballería enmarcado en el Complejo de la Evolución. Pero (ante la inacción de la institución académica en la época de José María Leal como rector) también fue reclamado en su día por la Cámara de Comercio para convertirlo en su sede, pretensión que no prosperó.

También el Ministerio de Cultura se interesó por él para ubicar allí el Archivo Histórico Provincial, mientras los vecinos del entorno recelaban de que una dotación de este tipo, tan especializada y dirigida a un público de investigadores, supusiera desaprovechar el inmueble. A día de hoy ni el barrio puede disfrutar de La Concepción, ni tiene ningún otro uso, ni el Archivo Histórico sigue sin estar concretado en la parcela del campus de San Amaro a la que finalmente se decidió trasladar.

El Hospital de la Concepción fue fundado en 1562 a cargo de la Cofradía del mismo nombre, sirvió también como alojamiento de peregrinos, se aprovechó incluso como caballerizas por los soldados franceses durante la Guerra de la Independencia y llegó a ser Colegio de Medicina y Cirugía (el equivalente a la facultad de su época). Salvado in extremis de su declaración de ruina, su recuperación comenzó en el año 2007 y se desarrolló por partes.

Primero le tocó el turno al lado sur, el más antiguo, donde estaban las enfermerías y que pese a ser la zona más seca y cálida del edificio era la que presentaba un estado más peligroso.

Siguió por la zona central, incluyendo la enorme nave que constituye la fachada orientada hacia la calle Madrid, y terminó con la tercera y última fase centrada en otra gran sala de la calle Barrio Gimeno y el claustro interior orientado hacia lo que fueron las huertas, donde se ha construido un aparcamiento subterráneo.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web