CALERUEGA, PEÑARANDA Y LA VID UNEN ESFUERZOS EN LA RUTA DE LOS MONASTERIOS

Los tres municipios apuestan por su patrimonio para atraer el impacto de Las Edades

El Correo de Burgos - 05/02/2014

 

Convencidos de que Las Edades del Hombre de Aranda están llamadas a ser un acontecimiento de primer orden para la comarca de la Ribera, los alcaldes de Caleruega, Peñaranda y La Vid aúnan esfuerzos para lograr que la Ruta de los Monasterios, que ha tenido a bien potenciar la Fundación Patrimonio, sea un éxito. «Hay mucho patrimonio que ofrecer», asegura el alcalde de Caleruega, José Ignacio Delgado, quien espera que los 15.000 turistas que recibe el municipio cada año, se conviertan en 80.000 o 90.000 visitantes, durante la muestra cultural. «Sería una gran cifra», observa.

Para ello, el Ayuntamiento que dirige, peatonalizará las plazas entre los meses de mayo y noviembre; solicitará a través de los fondos del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl), «que suelen salir en primavera», un empleado para guía turístico, e intentará acondicionar aparcamientos. Además, editará 4.000 ejemplares de una guía de la Ruta de Las Loberas, una alternativa pensada para niños y para los que deseen completar su visita con este recorrido que representa «una simbiosis perfecta entre naturaleza, arquitectura popular y elementos arqueológicos». «Habilitaremos baños y espacios públicos, como el frontón cubierto o el merendero de las piscinas para que la gente esté cómoda y disfrute de la estancia», añade.

PILA Y SARCÓFAGO

Con el objetivo de reforzar la oferta cultural, el Ayuntamiento de Caleruega aprobó ayer en el pleno dos mociones, con las que pretende recuperar por un lado, la pila bautismal del Real Monasterio de Santo Domingo y, por otro, el sarcófago de la infanta Leonor, que actualmente se encuentra en el centro de restauración de Simancas. «Confío en que para mayo esté restaurado y llene de esplendor el museo de Santo Domingo», subraya al recordar que se trata de una pieza del siglo XIII.

En cuanto a la pila bautismal del Real Monasterio de Santo Domingo, hay que señalar que salió de Caleruega el 16 de mayo de 1606 cuando el duque de Lerma ordenó su traslado a Valladolid para bautizar a su hijo. «Todos los reyes y reinas de España, desde Felipe IV se han bautizado en esta pila con agua del Jordán, a excepción del rey Juan Carlos I, que estaba en Roma, en el exilio», explica Delgado entusiasmado con la idea de que esta joya histórica pueda exponerse en la gran sala del museo del Real Monasterio.

Para ello, el Consistorio formalizó ayer la petición a la priora del monasterio de Claudio Coello de Madrid, a través de un correo certificado. «Nosotros correremos con los seguros y los traslados para que esta pieza de gran valor histórico y cultural tenga todas las garantías posibles», puntualiza.

Por su parte, el museo dominicano se ha comprometido a ampliar el contenido del Torreón de los Guzmanes, que inauguraron el pasado mes de agosto. «La visita costará entre 3 y 3,5 euros, pero con la tarjeta ‘Eucharistía’ habrá descuentos», señala el primer edil y presidente del Partido Regionalista de Castilla y León.

UN ENTORNO DE ARTE

Más cauto se muestra el alcalde de Peñaranda, un municipio en el que asegura, hay poco que hacer porque es arte en sí mismo. «Nuestro patrimonio está a la vista y estamos actuando como todos los años siguiendo el plan turístico», explica José Caballero, sin querer poner cifras a las expectativas que alienta Las Edades. «Si alcanzamos el 10 por ciento de las visitas de Aranda, será un buen resultado», entiende.

Por último, la ruta pasará por la Vid, una pedanía que destaca por su impresionante monasterio del siglo XII. Con 120 empadronados y en una extensión de 38 kilómetros, la oferta turística se ha potenciado en los últimos años, desde que la bodega El Lagar de Isilla abrió La Casona de la Vid y el restaurante.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web