LA VIDA EN LA EDAD MEDIA SERÁ EL EJE CENTRAL DE LOS MUSEOS DE LAS CUATRO VILLAS DE AMAYA

La empresa Edwindo 4 Morcaro S.L., que ha redactado los proyectos, concibe los centros interpretativos como un circuito único en la red turística del «universo Amaya»

Diario de Burgos - 01/02/2014

 

La vida en la Edad Media es el elemento cohesionador sobre el que giran los cuatro centros museísticos de las villas de Amaya, cuyo proyecto básico ya ha presentada a la Diputación Provincial la empresa extremeña Edwindo 4 Morcaro S.L., adjudicataria de la redacción de los mismos y que será también la encargada de su gestión durante los seis primeros meses de funcionamiento; gestión que posteriormente pasará a depender de los propios ayuntamientos de Melgar de Fernamental, Villadiego, Sasamón y Castrojeriz donde se ubican los centros de interpretación.

Conformando un triángulo en un área territorial de menos de 20 kilómetros de superficie, los museos se complementan entre sí y funcionarán como un producto único en la red turística. Están destinados fundamentalmente a un turismo familiar, con la intención de que se recorran en una jornada e, incluso, durante un fin de semana completo, con lo que también se puede aprovechar para recorrer la comarca Odra-Pisuerga y aprovechar el resto de recursos paisajísticos y patrimoniales de la misma. «Son centros que se integran dentro del concepto ‘universo Amaya’ para que padres e hijos disfruten y tengan alternativas de ocio para disfrutar del tiempo libre», explica Francisco Pineda, director creativo de la empresa de Badajoz.

Una vez remitidos a la Diputación los proyectos básicos, ésta tendrá que informar sobre los mismos a través de las órganos pertinentes para su aprobación y que la empresa redacte el proyecto de ejecución. Según explica Pineda, todo ese proceso puede durar algo más de un mes, pero no será antes de finales de verano cuando se prevé abrir los centros, ya que una vez aprobados, habrá que definir paneles, guiones, recorridos, cartelería y todo el material audiovisual que conlleva la instalación de cada centro de interpretación, además de la propia adecuación de los espacios en cada villa.

Recreación de la influencia romana

Recreación de la influencia romana

La idea es que sean recursos dinámicos, donde además de aprender, en cada caso, respecto al tema que inspira cada museo y la localidad en la que se enclave, se pueda interactuar en los mismos. Además tan importante como el contenido es el continente, matiza Pineda, y más aún cuando se trata, como en el caso de Sasamón y Castrojeriz de dos templos con un valor patrimonial por sí solos, la colegiata de Santa María la Real y la iglesia de Santo Domingo, respectivamente. El contenido será, en todo caso, respetuoso con el emplazamiento, añade el responsable creativo de la empresa extremeña, fundamentalmente en estos dos proyectos. En Melgar, al tratarse de edificios civiles los que se adaptarán para acoger el museo y en un entorno menos urbano, caben más opciones para rediseñar el espacio por dentro e, incluso, hacer pequeñas obras para ajustar la idea.

Los recursos expositivos de los centros serán variados, «con ritmo», y con mensajes cortos y concretos, tanto en los paneles como en las vitrinas y los audiovisuales; éstos últimos serán soportes muy interesante para poder interactuar, muy atractivo para los niños.

Entrando en cada uno de los museos de forma más detallada, Francisco Pineda explica que el centro de interpretación de Sasamón está enfocado a la historia del territorio; es el que más peso da al pasado de la villa, sus primeros pobladores, los turmogos, y la implantación de los romanos hasta la creación de la urbe moderna.

En el caso de Castrojeriz, el centro se dedica al Camino de Santiago por la provincia. El marco de la iglesia de Santo Domingo es el ideal para este centro de peregrinaje, pero para evitar «contaminar» ese escenario, los espacios expositivos se conciben en diferentes boxes. En Melgar, el proyecto se centra en una escuela de pesca. Se instalará en dos espacios diferenciados del antiguo camping: los aseos y vestuarios y la vieja cafetería del camping. En uno de ellos se creará la escuela de pesca y educación medioambiental y otro será interpretativo, donde se detallará la historia de la pesca, cómo era en la Edad Media y su evolución en el tiempo; se resaltarán aspectos como la conservación del pescado en salazón.

El museo de Villadiego está destinado a la creatividad y al cómic y tendrá un espacio dedicado a Ángel Pardo, uno de los dibujantes del Capitán Trueno, que falleció en la villa. Será un centro dinámico, donde los visitantes podrán pintar o diseñar sus propios personajes y superhéroes con aplicaciones interactivas.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web