EL MINISTERIO DE CULTURA DA LUZ VERDE A LA CUBIERTA DEL MONASTERIO DE SAN JUAN

El Instituto de Patrimonio Español emite un informe favorable, aunque condiciona la autorización al compromiso de que el mantenimiento sea por cuenta del Ayuntamiento

Diario de Burgos - 23/01/2014

 

La cubierta del monasterio de San Juan ya tiene luz verde. El Instituto de Patrimonio Cultural Español dependiente del Ministerio de Cultura ha emitido un informe favorable al proyecto, de modo que el Ayuntamiento podrá sacar las obras a concurso este año al contar con ayudas europeas.

Sin embargo, el informe condiciona la autorización a que la administración local formalice un compromiso de mantenimiento de la nueva cubierta con un plan definido y presupuestado, así como la incorporación en la actuación de los tratamientos de restauración de las fábricas originales, la asunción de responsabilidades en caso de accidente y la formalización de la cesión del uso del inmueble, según informaron fuentes del Ministerio de Cultura.

El proyecto que ha recibido el visto bueno contempla apoyar la estructura que cubrirá la antigua iglesia sobre las propias ruinas y no en el suelo para evitar que se puedan dañar restos arqueológicos que pueda haber en el subsuelo. El cambio fue pedido por el propio Ministerio de Cultura, de modo que no se hubiera entendido un rechazo.

El resto del proyecto se mantiene prácticamente en todos sus términos. Las líneas rectas dominarán en una cubierta que se eleva en su parte central evocando la diferencia de altura de las antiguas naves y una capilla situada a la izquierda de la nave principal. Tendrá forma de plano para adaptarse a la espadaña y a las ruinas y los materiales empleados serán madera, acero y vidrio.

Monasterio de San Juan

Monasterio de San Juan

La intervención será poco visible desde el exterior. Desde la parte delantera, la que se asoma a un lugar más sensible por su carga histórica, ni se verá. Sí será más notable su presencia desde la trasera que se orienta hacia la calle Calzadas. El proyecto ha sido elaborado por la empresa BSA y los 60.500 euros que ha costado han corrido a cargo de la Fundación Caja de Burgos, con la que el Ayuntamiento firmó un convenio en mayo del año pasado.

Una vez autorizado por el Ministerio de Cultura, como titular del inmueble, el proyecto deberá pasar por la Comisión Territorial de Patrimonio y, posteriormente se podrán sacar las obras a concurso. La idea es iniciar los trabajos a lo largo de este año y se estima que tendrán una duración de entre 6 y 8 meses.

El presupuesto es de 1,5 millones de euros, de los que el 80% se financiarán con fondos europeos Urban, que deben estar gastados antes de que concluya 2015.

Con esta actuación la ciudad dispondrá de un nuevo espacio cultural y ferial de 1.300 metros con posibilidad de iluminarlo durante las horas nocturnas y preparado para la organización de actividades que no requieran climatización o butacas.

 
Imprimir Enviar a un amigo

Licencia de uso. Diseñado por Stylos.es - Diseño web